j

Cómo saber si tengo chinches en casa

Aprende a identificar la presencia de una plaga de chinches en tu hogar. Te damos los mejores consejos para saber si realmente tienes una plaga de chinches en casa.


A veces, podemos levantarnos con varias picaduras. En ocasiones suponemos que pueden tratarse de un chinche de cama o de cualquier otro tipo de parásito que ha encontrado en nuestra casa el espacio perfecto para vivir, y en nosotros, el huésped perfecto al que parasitar. Pero esto no siempre es así; unas simples picaduras no siempre son evidencia de una plaga de chinches, y es que los motivos pueden ser muchos, sin ir más lejos, algún mosquito. Por ello, antes de poner en marcha cualquier medida más drástica, siempre es conveniente asegurarse de que realmente tenemos en casa una plaga de chinches. Por ello, desde GTSA te queremos dar algunos consejos para que aprendas a identificar si este es tu caso.

Lo primero que debemos saber es el aspecto que tiene el chinche. Debemos saber que es de color marrón, más oscuro en su edad adulta y con todos rojizos cuando está alimentándose. En cuanto a su tamaño, recuerda que son casi diminutas, pero con un tamaño suficiente para poder verlas con un poco de detenimiento. Normalmente miden aproximadamente 5 mm.

Pero, ¿dónde se suelen esconder? Depende de cada caso, pero los escondites más comunes de un chinche son la cama, los colchones, las alfombras, las cortinas, los rodapiés, cualquier agujero de pequeñas dimensiones, enchufes y dispositivos eléctricos, armarios, y un largo etcétera. 

Cuando buscamos si tenemos una plaga de chinches, debemos conocer las principales evidencias de su presencia en nuestro hogar. Aparte de localizar al propio insecto, hay otras evidencias muy claras. Este es el caso de los huevos. Son de un tamaño muy reducidos, de forma ovalada y color blanco. El principal lugar en el que podemos encontrar los huevos es en huecos de puertas y muebles, pero también en las costuras del colchón. Otra prueba clara es la presencia de excrementos de chinches. Son pequeñas manchas de color negro. Una última evidencia de la presencia de una plaga de chinches en casa es encontrar pieles. A lo largo de su vida, y según se va haciendo adulto, el chinche muda de piel hasta cinco veces. 

Si encuentras evidencias de la presencia de una plaga de chinches te recomendamos que contactes con profesionales del sector, que sabrán cómo actuar de la mejor manera. En este sentido, desde GTSA ponemos a tu disposición unos técnicos con gran experiencia y altamente cualificados para la eliminación de cualquier tipo de plaga.