924 95 46 64    Sólo damos servicio en EXTREMADURA.
icono whatsapp 648041285

924 95 46 64    Sólo damos servicio en EXTREMADURA.icono whatsapp 648041285

Las fumigaciones son un método perfecto para el control de plagas. Te contamos cuales son las plagas más comunes que puedes tratar con una fumigación a base de plaguicidas.

Plagas que se controlan a través de fumigaciones

La fumigación es la mejor solución para el control de plagas que podemos sufrir en el nuestro hogar, en nuestro negocio o en nuestra explotación agrícola. Esta fumigación se lleva a cabo con plaguicidas, que son productos químicos de gran toxicidad empleados para el control de una determinada plaga. En este post vamos a contarte de un modo sencillo que plagas son las más tratadas en operaciones de fumigación.

Lo primero que debemos saber es qué plaga estamos sufriendo, porque dependiendo de ello, el plaguicida a emplear será uno u otro, ya que no todas las plagas se combaten igual. Dependiendo de la especie a exterminar, unos productos serán más adecuados que otros. 

El primer tipo de plaguicida, y posiblemente el más conocido, son los denominados "insecticidas". Como su nombre bien indica, se emplean para exterminar todo tipo de insectos, es decir, que será el producto empleado si tenemos una plaga de hormigas, cucarachas, mosquitos, chinches, termitas, saltamontes, grillos, y así, multitud de especies de insectos. En estos casos su efectividad es elevada. Hay que recordar que los insecticidas pueden actuar de tres maneras distintas: por contacto con la piel del insecto, por la ingesta de alimento contaminado o por inhalación en la respiración. 

En segundo lugar tenemos los "acaricidas". Su principal aplicación es la eliminación de plagas de garrapatas y ácaros, por lo que si ese es tu problema, los acaricidas pueden ser la mejor alternativa para acabar con dicho problema.

En tercer lugar tenemos los "herbicidas". Si eres profesional de la agricultura, o simplemente tienes un huerto en casa o en al campo, seguramente los conozcas muy bien. Su función es controlar el desarrollo de hierbas que puedan ser perjudiciales para nuestra explotación. Algunos ejemplos de "malas hierbas" son el cardo fundidor, la cerraja, la verdolaga o la avena loca.

Por último tenemos los "fungicidas", que están indicados para la eliminación o el control del crecimiento de los hongos. 

Sea cual sea la plaga que te afecta, hay un plaguicida para tratarla. En GTSA somos expertos en el control de plagas, poniendo a tu disposición una amplia gama de servicios. Contamos además con los mejores profesionales del sector, expertos en el manejo de todo tipo de plaguicidas de un modo seguro y eficaz.

Actualidad

certificados empresa plagas GTSA

CERTIFICADOS DE CALIDAD DESDE 1999 A SU SERVICIO

Solicite inspección gratuita

Llámenos al 924 95 46 64 o déjenos su mensaje sin compromiso